Zapato abierto o cerrado, ¿cuál elegir en cada ocasión?

0
3080
Zapato abierto o cerrado

Escoger el calzado correcto puede hacerse una tarea difícil, especialmente si tenemos en cuenta que hay montones de variables a las que atender. Una de las preguntas más recurrentes a este respecto es el eterno dilema, ¿zapato abierto o zapato cerrado? Te dejamos algunas claves para que puedas tomar la mejor decisión.

Cómo escoger siempre el zapato adecuado

El color, el tacón, la cantidad de adornos, el estilo de la suela… hay muchos tipos de zapatos distintos que responden a todas estas categorías, pero sin duda la diferencia entre los zapatos que dejan el pie al descubierto y los cerrados es una de las que más quebraderos de cabeza trae. La cuestión no es tan sencilla como escoger según la época del año, hay mucho más:

Depende de la estación

No obstante, es importante comenzar recordando que sí, el clima es fundamental a la hora de escoger zapato. Las sandalias, con tacón o cuña, son el calzado más cómodo en verano y funcionan muy bien en primavera y otoño, ya que permiten respirar y transpirar al pie. Así se evitan malos olores, rozaduras y estarás más fresquita.

De todas maneras, hay opciones cerradas que no te darán problemas cuando suban las temperaturas. Puedes escoger calcetines bajos para sumar comodidad e higiene, u optar por modelos troquelados o suelas de esparto.

Formal o casual

Otra de las cuestiones que atender es la seriedad de la ocasión. Por ejemplo, para una entrevista de trabajo o una reunión es más recomendable llevar un zapato cerrado, ya que da un aspecto más formal. En cambio, si buscas calzado para el día a día o para tu tiempo de ocio, entonces puedes optar por la opción que te resulte más cómoda y que mejor encaje con tu estilo personal.

Para eventos importantes

Las cosas cambian si se trata de un evento especial. Cada vez están mejor aceptadas las sandalias en las bodas, especialmente en los meses de primavera y verano. No obstante, a no ser que la ceremonia sea al aire libre, es mejor limitar esta opción para las bodas de día. 

El zapato cerrado, en cambio, sigue siendo la opción universal para este tipo de fiestas. Atemporal, encajará bien en cualquier ocasión.

Mules, la tendencia a medio camino

Pero si no quieres tomar una decisión entre unos y otros, puedes optar por los mules. Estos zapatos vuelven a estar en tendencia y se caracterizan por llevar la parte delantera cerrada y el talón al descubierto. De esta manera tendrás lo mejor de las dos opciones: la frescura de las sandalias y la elegancia de los zapatos de salón, con la ventaja añadida de ir a la moda.

Ahora ya estás en disposición de elegir el calzado para todas las ocasiones. Recuerda que el cerrado es mucho más versátil que el zapato abierto, aunque este puede ser nuestro aliado perfecto si buscamos dar un toque glamuroso al look o si estamos huyendo del calor. No te olvides de que ante la duda, las mules son el término medio perfecto.

 

Imagen de ©eloigomez en Pixabay  CC0 Creative Commons 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here