Blanca (y negra) Navidad

0
458
shooting navidad

En diciembre de 2020 tuvimos el placer de poder colaborar en un proyecto muy especial de la mano de grandes marcas del sector nupcial. Bajo la organización e idea de Something Blue, nos unimos para llevar a cabo un shooting que tuvo lugar en el mágico Castillo de Viñuelas. En este proyecto, además de recuperar la ilusión en las bodas, en el amor y en el compromiso, rendimos homenaje a las víctimas de la pandemia.

Un proyecto único con marcas del sector nupcial

Cada detalle del shooting fue cuidadosamente escogido y colocado en escena para lograr la armonía y la calidez que buscábamos. El look de la novia, la influencer Sandra Majada (Invitada Perfecta) y del novio, su marido Martín, fueron pensados y creados con mucho mimo e ilusión. Los zapatos elegidos para la novia fueron un modelo personalizable de diDom, unos stilettos negros con lazada en el tobillo y confeccionados en color negro. La elección del tono oscuro respondía al concepto del luto y el respeto hacia las pérdidas por la pandemia. El color negro, además de en el look, también estaba presente en algunos detalles del montaje decorativo.

Recuperemos la ilusión de celebrar momentos únicos

La Navidad es una de las temporadas más mágicas para celebrar un momento tan especial como lo es una boda. El 2020 no podía acabar de otra forma que uniendo nuestras fuerzas y nuestra ilusión para sacar adelante un proyecto colaborativo que buscaba transmitir, sobre todo, esperanza. Durante el shooting, todos los participantes conseguimos llenarnos de emoción y de ganas de empezar el 2021 repletos de positividad. Era el momento perfecto para recuperar el optimismo tras un año difícil para el sector de las bodas y para todas las parejas y sus familiares que ya tenían planificado su enlace y que se vieron obligados a posponer su gran día.

El look de los novios

La novia lució dos vestidos distintos, pero igualmente espectaculares, diseños de Mila Nova y Rime Arodaky, de Love is in the air Atelier. El novio vistió un esmoquin que acompañó de elegantes complementos, todo de la mano de Soy Sagaz. No faltó un maquillaje y peinado para cada uno de los looks de la novia, uno más romántico y otro más fresco, acorde a los dos estilos. También unos pendientes de Martina Dorta y accesorios como la diadema de Marcela & Co y las alianzas de Staring en oro rose y diamante. Además, el look de novia se completó con un ramo que combinaba colores claros y oscuros, hecho por Francesca Lattanzi, quien también añadió al lugar su mágica esencia con flores en blanco y burgundy.

Decoración y motivos clásicos y navideños

La puesta en escena tenía una ambientación clásica y repleta de elegancia. No faltaron los toques únicos como el menaje de Cashmere Decoración, la iluminación de Luces de Cuento y detalles de papelería de Atelier de Papel. Los tonos blancos, negros y dorados inundaban cada rincón, logrando crear un ambiente cálido y lleno de emociones. Con un córner de dulces, Acaramelada se encargó de añadir la dulzura necesaria en un día único e irrepetible.

Las imágenes, repletas de belleza, elegancia y amor, fueron captadas en fotografías por Lara Onac y en vídeo por Alex Díaz.

Créditos shooting:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here