Historia y significado del arroz en las bodas

0
3484
arroz en las bodas

¿Te has preguntado alguna vez por qué es tradición lanzar a los novios arroz en las bodas? ¿Sabes cuál es el origen de esta costumbre tan arraigada? ¿Conoces el significado de este hábito que estamos hartos de ver y que todos hemos vivido en alguna ocasión?

Es un rito tan normalizado que, probablemente, nunca te hayas parado a plantearte todas estas cuestiones. Preguntas a las que vamos a contestar con detenimiento, pues sabemos que si nos estás leyendo es porque estás preparando con mimo tu enlace matrimonial y no quieres dejar escapar el más mínimo detalle.

Lanzar arroz en las bodas es una tradición oriental que tiene su origen en una antigua creencia asiática y que probablemente fue introducida en Europa en la época de Marco Polo, que viajó en varias ocasiones a China, y gracias también a las expediciones de los navegantes portugueses.

Esta semilla simboliza la fertilidad y la fecundidad, por eso los asistentes a estas ceremonias lo arrojaban a las parejas, con objeto de desearles una unión próspera de la que nacieran descendientes. Civilizaciones milenarias como la china o la japonesa creyeron siempre que el arroz era la planta del dinero y que encerraba poderes mágicos para atraer la abundancia y la riqueza.

Tirar estos granos a los novios tras el sí quiero era desearles prosperidad y felicidad, costumbre heredada de estos países que poco a poco se fue integrando en nuestra cultura. No obstante, hay historiadores que aseguran que esta tradición ya existió durante el Imperio Romano. 

Tabla de contenidos

Alejar a los malos espíritus

Cuentan que, en las bodas romanas, las novias llevaban una corona con espigas de trigo repleta de granos para simbolizar la fertilidad. Era costumbre también que el novio rompiera sobre la cabeza de ella una especie de pastelillos cocidos de trigo para atraer a la abundancia.

Las migas de estos pastelillos eran entregadas a los invitados juntos con otras viandas como nueces y almendras bañadas en miel. Estos se encargaban de lanzarlos a la pareja una vez finalizada la ceremonia para desearles suerte en su nueva andadura. 

Posteriormente, en la Edad Media, el trigo fue sustituido por granos de arroz silvestre, pero la tradición se fue manteniendo con un significado parecido. En esta etapa era extendida la creencia de que servía para ahuyentar a los malos espíritus y atraer la fecundidad.

Como habrás podido comprobar, no solo el color blanco del vestido de novia con el que sueñas, los tonos oscuros que debe llevar el novio en el traje, el ramo de flores y su posterior lanzamiento, las arras o el anillo de compromiso, llevar algo prestado o no ver a la novia antes de la boda son tradiciones que se repiten en este rito desde tiempos ancestrales.

Lanzar arroz en las bodas se ha convertido ya en un aspecto más a preparar. En la actualidad vemos que se venden saquitos preparados con estos granos, incluso de colores. Así que, que no falte arroz en tu ceremonia ni tampoco un solo detalle en el banquete. Disfruta del vestido con el que siempre soñaste y permítete saborear el que será uno de los mejores días de tu vida.

 

Imagen:© Pexels desde Pixabay  CC0 Creative Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here