¿Cómo elegir zapatos para pies anchos y delicados?

0
1288
Zapatos para pies anchos y delicados

La comodidad y la talla correcta son puntos clave a tener en cuenta cuando vamos a comprar unos zapatos. Pero esto parece que es más difícil de conseguir si buscamos zapatos para pies anchos y delicados. Sin embargo, en diDom puedes encontrarlos fácilmente. Te contamos en qué debes fijarte y qué tipo de zapato te sentará mejor.

¿Qué tipo de zapato usar? 

Para evitar problemas a corto plazo, como dolor de pies o rozaduras, y a largo plazo, como dolores de espalda, es imprescindible escoger bien el tipo de zapato.

Lo primero de todo es pensar con qué tipo de zapato te sientes tú más cómoda. Por mucho que tengas un evento y pienses que es momento de lucir unos tacones altísimos y estrechos, si no son tu estilo, es mejor que pruebes por una opción que se ajuste más a ti.

Hay muchos tipos de tacones, y tener pies delicados no significa que no puedas lucirlos. Hay zapatos para pies anchos y delicados de muchos estilos. Tacones bajos, medios, altos… La clave no está en la altura del tacón ni en el modelo. Está en la talla y en la forma, que debe ajustarse a tu pie.

Especial zapatos para pies anchos y delicados 

Para que los zapatos para pies anchos y delicados coincidan con lo que buscas, asegúrate de que al probártelos se adaptan a tu forma de pie y a los movimientos que sueles realizar. El acabado del zapato tiene que ser de buena calidad para evitar rotos en las costuras y molestias en el pie.

El otro punto imprescindible que debes tener en cuenta para elegir los zapatos para pies anchos y delicados, es el agarre. Es decir, fíjate bien en si cuenta con una tira en el empeine, en el tobillo o, en su defecto, con ningún tipo de agarre. Si se adaptan perfectamente a tu pie, irás más cómoda y evitarás caídas y resbalones.

¿Cómo saber cuál es tu talla adecuada?

Estos son algunos consejos para saber cuál es tu talla adecuada:

  • Si vas a probarte los zapatos de un día que ya sabes que lucirás medias, pruébatelos con las medias. De esta forma sabrás si necesitas un tamaño más grande o no.
  • Asegúrate de que queda aproximadamente un centímetro, o un poco menos, entre los dedos de los pies y la punta del zapato.
  • Si colocas los dedos de los pies hacia arriba, no deberían llegar hasta la punta.
  • Si el zapato te queda apretado de algunas zonas y ancho de otras, quizá no es tu forma indicada. Lo mejor es que lo consultes con la zapatería en cuestión para que te asesoren.
  • Tampoco es bueno que aparezcan muchos pliegues o arrugas en los lados del zapato, esto es que te viene grande y te puede provocar heridas, además de ser incómodo a la hora de andar.
  • El pie no debe bailar dentro del zapato, ni apretar. En el equilibrio está la clave.

VER COLECCIÓN ZAPATOS ANCHOS Y ZAPATOS ESPECIALES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here