Qué es un brunch y cómo vestirse para uno

Es bastante habitual importar costumbres de otros países al nuestro, especialmente cuando esas costumbres van acompañadas de buena comida, buena compañía, y buenos momentos. Es posible que te suene la palabra brunch, por su uso cada vez más habitual en nuestra sociedad, pero, ¿sabes qué es un brunch y cómo vestirse para uno?

Qué es un brunch

Para definir qué es un brunch, hay que acudir a la raíz de la costumbre. Este tipo de evento tiene su origen en Inglaterra, y se ha definido en nuestro país como un desayuno tardío o segundo desayuno, lo que también podría denominarse casi como almuerzo. Su nombre procede de las palabras breackfast, que significa desayuno; y lunch, que es un aperitivo o comida, por lo que es muy habitual durante los fines de semana para disfrutar en familia o entre amigos.

Originalmente, en el brunch se servían alimentos basados en el reconocible desayuno inglés, como huevos, judías, bacón o salchichas. Sin embargo, en la actualidad ha evolucionado de tal manera, que es posible encontrar todo tipo de alimentos, donde lo único que no falta nunca, es el pan. Así, es posible organizar un brunch repleto de embutidos y quesos, mermeladas, canapés, jamón y bacón, fruta, bollería, dulces, zumos, té, café, etc.

Cómo vestirse para un brunch

Por lo general, un brunch es un evento social informal, lo que quiere decir que no necesitarás un vestido de gala para lucir elegante y con una buena imagen. En primer lugar, debes tener en cuenta la época del año en que te encuentras.

Por ejemplo, durante el verano puedes apostar por un pantalón corto, tipo short, o una falda con una camisa amplia de tonos pastel. Es recomendable, sobre todo, que el estilo no se vea recargado, porque no es esa clase de evento. Para entretiempo, una opción perfectamente válida es un pantalón vaquero y una camiseta a juego, con una chaqueta de punto si se trata de un día más bien fresco.

En cuanto a los zapatos, puedes escoger entre diseños con tacón o planos, dependiendo del terreno donde se vaya a celebrar. Procura siempre que sean cómodos y de la más alta calidad, como todos nuestros zapatos de fiesta. El diseño tendrá que ajustarse al resto del vestuario, y así mostrarás una imagen elegante y sencilla, que será la envidia del resto de asistentes.

No debes olvidar tampoco los complementos para diseñar un conjunto adecuado para la ocasión. Ten en cuenta que una o dos buenas elecciones son suficientes para que el resultado no se vea recargado, como por ejemplo un bolso y un reloj.

Una vez definido qué es un brunch y cómo vestirse para uno, solo hace falta que pongas en práctica todo lo aprendido para disfrutar al máximo de este interesante evento en el que podrás comer, charlar y sobre todo desconectar del día a día. ¿Has estado alguna vez en un brunch? Cuéntanos tu experiencia.

 

diDom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *